jueves, 1 de agosto de 2013

¡Se ve una pequeña nube del tamaño de una mano!




1 Reyes 18:44 ¨Después de ir siete veces, el ayudante le dijo a Elías:

— ¡Se ve una pequeña nube del tamaño de una mano! Está subiendo del mar.

Entonces Elías le dijo:

—Ve a decirle a Acab que prepare su carro y se vaya antes de que empiece a llover y no pueda salir.(TLA)

 

 

Durante el reinado de Acab quien estuvo casado con Jezabel, quien era una fiel devota al culto de Baal quien era uno de los dioses de los Cananeos y a este dios se le atribuía el poder del control sobre la lluvia.

Acab influenciado  por su esposa llevo al pueblo de Israel a la desobediencia porque abandonaron su devoción hacia Dios por irse tras la idolatría y Baal , dios cananeos .

 

El profeta Elías como el hombre que Dios había levantado para ser atalaya ante su pueblo se dirigió al rey Acab y lanzó  un decreto que no iba a ver lluvia por algunos años y que la lluvia regresaría cuando Él lo decretase de nuevo.

Estos tres años de sequia fueron muy fuerte para todo el pueblo pero con ello el profeta quería demostrarle que Baal no tenia poder ni incidencia sobre la lluvia pero que si Jehová de los ejércitos, tiene el poder y control de todas las cosas.

Elías continuo demostrando el gran poderío de Dios e hizo un reto a los profetas de Baal y Asera .

 

En este gran reto habían 450 falsos profetas en contra del Siervo del Dios Altísimo, Elías, los profetas de los dioses cananeos perdieron este reto ya que no pudieron logra que sus dioses hicieran lo que ellos les pedían y fue un gran golpe para el baalismo con el decreto de cese de lluvia  como  la derrota de todos ellos en el monte Carmelo .

Luego de Elías ser el triunfador ese reto de fe, llamo al pueblo que capturasen a los falsos profetas y todos fueron eliminados.

 

Después de este gran triunfo Elías le dice al rey Acab que subiera, comiera y bebiera porque una gran lluvia se oía.

 

Elías como hombre de fe dio  esta palabra de fe al rey,  se fue a la cumbre del monte Carmelo, se arrodillo y le dijo a su criado quien le acompañaba que mirara hacia al mar,  el criado no veía nada hasta repetirlo por siete veces.

A la séptima vez el criado le dijo que veía una pequeña nube como la palma de la mano de un hombre, entonces Elías envía su criado al rey para decirle que preparara su carro para que la lluvia no lo atajase.

 

Puede ser que haya estado orando para que algo acontezca y aparentemente no sucede nada pero hoy te animo a que continúe creyendo y orando porque muy pronto verás una pequeña señal de fe de que lo que ha estado orando y esperando viene por completo a tu vida.

 

Así como el criado pudo ver una diminuta nube ya había una Palabra que procedía de la boca de un hombre de Dios que había sido decretada y en cualquier momento el cumplimiento se iba a ver.

Lo que Dios te ha prometido viene,  solo debes mantenerte confiado porque Él es fiel.

 

 

Padre celestial, gracias porque estoy confiado que lo que me ha prometido lo recibiré muy pronto,  en el nombre de Jesús .Amen

 

                         www.elrehmadehoy.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada